Un aficionado de Inglaterra se presenta en Qatar vestido de cruzado y critica el trato a los aficionados

cruzado Qatar

La organización del Mundial de Qatar y las autoridades teocráticas del país consiguieron que capitanes y demás jugadores de las selecciones renunciasen a portar brazaletes con mensajes a favor de los derechos humanos o de la comunidad LGTBI, pero no pudieron impedir que un valiente aficionado de Inglaterra se paseara por el país vestido de cruzado y criticando el trato recibido por los fans.

La imagen de este seguidor de la selección inglesa vestido de caballero medieval se hizo viral en las redes sociales y el protagonista de la misma, que ya es conocido como el Cruzado de Inglaterra, acaparó multitud de mensajes de apoyo y es que hay que ser valiente para presentarse en un país como Qatar con un atuendo que remite a los tiempos en que los cristianos iban a Tierra Santa a combatir frente a los musulmanes.

La cruzada de este peculiar personaje es a favor del papel de los aficionados en el f√ļtbol y contra el dinero que, en no pocas ocasiones, empa√Īa la esencia del deporte rey. ¬ęLo que no entienden en Qatar es que los fans son la esencia del juego. Somos nosotros los que hacemos el f√ļtbol, no las corporaciones¬Ľ, denunci√≥ el fan de Inglaterra en declaraciones a Talk TV.

¬ęLo que no entienden en Qatar es que los fans son la esencia del juego. Somos nosotros los que hacemos el f√ļtbol, no las corporaciones¬Ľ, denunci√≥ el seguidor de Inglaterra

Al cruzado ingl√©s descontento con la situaci√≥n en Qatar y con el trato que reciben los seguidores de las selecciones, que por ejemplo no pueden consumir cerveza ni otras bebidas alcoh√≥licas en los estadios y en sus inmediaciones, siempre le quedar√° el consuelo de la holgada victoria (6-2) que Inglaterra logr√≥ ante Ir√°n, un pa√≠s que, por cierto, se autodefine como una rep√ļblica isl√°mica.

La organización del Mundial de Qatar recibió numerosas críticas por la supuesta contratación de aficionados fake (falsos), personas que se visten con los colores de selecciones que no son las de sus países para generar un ambiente ficticio ante la previsible escasez de seguidores genuinos en algunos partidos. El cruzado inglés, sin duda, ha aportado un toque de autenticidad entre tanto artificio qatarí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *