La crisis industrial del caravaning estropea su momento de mayor popularidad

crisis del caravaning

La actual crisis econ贸mica, agravada hasta el extremo desde el estallido de la guerra en Ucrania, ha frenado de forma brusca a un sector del caravaning que viv铆a en Espa帽a el mejor momento de su historia. La inflaci贸n, los problemas de suministro y la escasez de componentes ponen en jaque a una industria que, tanto en la fase de producci贸n como en la de compraventa, fue de las pocas que salieron reforzadas tras la pandemia de la Covid-19.

La Asociaci贸n Espa帽ola de la Industria y el Comercio del Caravaning (Aseicar) lanza un mensaje de alerta que apoya en unas previsiones nada optimistas que, tras seis meses seguidos de descensos en las ventas, avanzan que las matriculaciones caer谩n hasta la mitad durante este a帽o 2022 y que en 2023 continuar谩n descendiendo.

Son varias las causas que Aseicar pone sobre la mesa con el informe que ha elaborado para tratar de explicar por qu茅 el sector vive un momento tan complicado, precisamente, en un tiempo en el que la demanda de los veh铆culos vivienda y el n煤mero de quienes practican el turismo itinerante a bordo de ellos est谩n m谩s alto que nunca.

feria caravaning

芦El caravaning lleva d茅cadas intentando asentarse en nuestro pa铆s y acercarse a los principales pa铆ses europeos, como Alemania, Holanda o Francia. Ahora, en el mejor momento hist贸rico del sector en nuestro pa铆s, la crisis industrial mundial ha frenado en seco las matriculaciones de veh铆culos nuevos mientras crece el inter茅s y la demanda entre los ciudadanos禄, exponen desde Aseicar.

Problemas de suministro

Una de las principales causas de la crisis del caravaning son los problemas en el suministro, que hacen que las f谩bricas carezcan de los materiales y de las piezas necesarios para producir veh铆culos suficientes para satisfacer la creciente demanda. 芦Al faltar los chasis sobre los que se montan los veh铆culos, se puede avanzar en muy pocas partes de la construcci贸n. Adem谩s, los fabricantes no tienen siquiera fecha aproximada de recepci贸n de chasis debido, en gran parte, a la diversidad de ellos.

Los problemas en el suministro hacen que las f谩bricas carezcan de los materiales y de las piezas necesarios para producir veh铆culos suficientes para satisfacer la creciente demanda

La falta de componentes ha llevado a las grandes f谩bricas a trabajar al 60% o 50% de su capacidad media y a las principales marcas de autocaravanas a buscar nuevas opciones para su lista de proveedores. 芦Fiat, en Italia; Ford, en Turqu铆a; e incluso Mercedes, en Alemania, se han visto obligadas a parar sus cadenas de montaje durante semanas y contin煤an sufriendo actualmente desabastecimiento de componentes. Las marcas de caravaning se han abierto a buscar nuevos proveedores como Renault o Volkswagen禄, a帽aden desde la patronal del sector en Espa帽a.

Falta de stock en los concesionarios

Los problemas en la fabricaci贸n de veh铆culos caravaning provocan la falta de stock en los concesionarios, el retraso en la entrega de los veh铆culos comprados y el encarecimiento de los precios. 芦Los concesionarios no saben ni cu谩ndo les van a llegar autocaravanas nuevas ni qu茅 modelos les van a mandar. El fabricante le remite lo que tiene y puede y el empresario opta por qued谩rselo ante la falta de stock禄, explica Aseicar, que fija entre los 8 y los 18 meses los plazos de entrega para los veh铆culos nuevos.

El precio a pagar por el comprador ha aumentado, pues la cadena de suministro se encarece continuamente por los elevados precios de la energ铆a y por la escasez de los componentes, lo que deriva en que los precios finales de los veh铆culos tambi茅n se encarecen.

mercado caravaning

Ferias con mucho p煤blico y pocos veh铆culos

Los principales salones y ferias internacionales de caravaning, como el de Barcelona, el a帽o pasado, o los recientemente finalizados en Dusseldorf (Alemania) y Parma (Italia) han sufrido tambi茅n las consecuencias de la crisis y es que, seg煤n Aseicar, se expusieron un 20% menos de veh铆culos que en cert谩menes anteriores.

Los principales salones y ferias internacionales de caravaning tambi茅n han sufrido la crisis y es que, seg煤n Aseicar, se expusieron en ellos un 20% menos de veh铆culos

El p煤blico, sin embargo, s铆 ha respondido, pues los salones alcanzaron muy buenos registros de asistencia y los visitantes de las ferias mostraron un gran inter茅s por conocer a fondo las 煤ltimas novedades del sector.

El mercado de segunda mano, disparado

Ante esta situaci贸n de crisis del caravaning, el comprador opta por el mercado de segunda mano, cuyos precios se han disparado entre un 20% y un 30%. 芦Ahora mismo, un comprador que no quiere esperar un a帽o a que le entreguen su autocaravana nueva de 60.000 euros opta por comprarla con dos o tres a帽os de antig眉edad por 55.000 euros o con cinco a帽os por 50.000 euros.

Aseicar advierte de los peligros de adquirir veh铆culos de segunda mano, tanto entre particulares nacionales como importados desde el extranjero y es que, muchas veces, el comprador se encuentra con problemas en la garant铆a o, en el caso de las autocaravanas for谩neas, con la imposibilidad de obtener los certificados medioambientales.

gente feria caravaning

Incertidumbre en Espa帽a

La fuerte inflaci贸n y la incertidumbre econ贸mica que vive el pa铆s hacen dudar mucho a los posibles compradores, algo que agrava la crisis del caravaning en Espa帽a. La guerra de Ucrania y, como consecuencia, la subida de los carburantes propicia que el autocaravanista tenga que asumir que llenar el dep贸sito del combustible le puede llegar a costar el doble de lo que costaba hasta hace unos meses.

La situaci贸n econ贸mica, con malos datos de cara a los pr贸ximos meses, tambi茅n provoca que muchos autocaravanistas retrasen sus compras a la espera ver c贸mo evoluciona la situaci贸n.

2 Respuestas a “La crisis industrial del caravaning estropea su momento de mayor popularidad”

  1. Haber si aprenden de una vez algunas casas de fabricaci贸n que es llevar un control de calidad cuando sale de la empresa y luego el vendedor pasa por otro control porque yo en mi caso control cero y garant铆as si no entra agua no hay garant铆a de verguenza

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *