La cazadora Pilar Montero: «Los animalistas creen que sólo practican la caza personas rudas o de la alta sociedad»

Pilar Montero

Enfermera de profesión y cazadora por vocación, Pilar Montero aprovecha el poder de influencia que le otorga su cifra de seguidores en redes sociales (más de 78.000 en Instagram) para salir en defensa de la actividad cinegética cada vez que ésta sufre ataques de los animalistas y cuando los políticos pretenden ponerle trabas. Esta manchega, que también es una apasionada de la moda, habla con conocimiento de causa, pues viene de una saga de cazadores y se cobró su primera pieza, un ciervo, «cuando tenía entre once y trece años».

-¿De dónde te viene la pasión por la caza?

-Me viene de familia, concretamente de mi familia paterna. Vengo de una saga de cazadores que se remonta hasta mi bisabuelo y todos los de la familia hemos venido practicando el noble arte de la caza en sus diferentes vertientes. Mi tío tiene incluso una sala de despiece cinegético y la ha convertido en su modo de vida, en su sustento.

-¿Cuándo cazaste tu primer animal?

-No lo recuerdo con exactitud, pero diría que cuando tenía entre once y trece años. Lo que sí recuerdo es que fue un ciervo y que lo cacé con mis perros. Yo he tenido rehala toda mi vida, porque mi padre ya la tenía, y para mí, desde que era pequeña, siempre ha sido algo normal ir a cazar con los perros. Esa fue la primera modalidad de caza que practiqué.

«Para cazar hace falta pasar muchas horas en el campo y aprender a leerlo, para saber dónde están los animales, reconocer dónde hay rastros…»

-¿Pero llegaste a disparar en aquella ocasión?

-No, en esa modalidad de caza con perros no se dispara, se remata al animal con cuchillo.

-Pregunto porque imagino que con once años estará prohibido disparar.

-Bueno, en aquella época las leyes para los menores no eran quizás tan estrictas como ahora, no se tenía la piel tan sensible. Yo he ido de montería con mi padre, con mis primos y con mis tíos desde que era muy pequeña y para mí ha sido siempre algo normal.

cazadora Pilar Montero

-¿Qué te aporta la caza en tu vida?

-Lo que más me gusta es el hecho de salir al campo, estar en un contacto tan estrecho con la naturaleza. Para cazar hace falta pasar muchas horas en el campo y aprender a leerlo, para saber dónde están los animales, dónde duermen, reconocer dónde hay rastros… Todo eso me fascina. La caza es como una lucha con el animal en la que hay que tratar de ser más astuto que él.

-¿Cuántas armas tienes en casa?

-En propiedad, tengo cinco rifles y tres escopetas. Algunos rifles de los que tengo son más tácticos, principalmente para recechos, que son de carbono y pesan menos. Otras armas de las que tengo son de madera y espectaculares desde el punto de vista estético.

-¿Y perros?

-Pues en propiedad tengo a Blas, que es un Teckel de pelo fino. En la rehala habrá alrededor de cincuenta perros.

-También te gusta mucho viajar y combinar la experiencia de conocer nuevos lugares con la propia caza. ¿Algún viaje cinegético soñado que aún tengas pendiente?

-Me encantaría ir a Kirguistán para cazar un ibex, que es un animal parecido a nuestro macho montés. El problema es que ese país está en la frontera con Rusia y, debido a la guerra de Ucrania y a las medidas adoptadas contra Rusia, es difícil viajar allí en este momento.

Pilar Montero caza

-Rusia que es, por cierto, un destino muy apreciado para el turismo cinegético.

-Sí, es que en Rusia hay una caza espectacular. Tiene que haber unos parajes increíbles. Lo que pasa es que con la situación política que hay es muy difícil viajar allí. Es que ir a un país que está en conflicto bélico ya es difícil de por sí y más aún si se transportan armas.

-Eres ya toda una celebridad en las redes sociales y te has convertido en una de las voces que siempre sale en defensa de la caza, una actividad que cuenta con numerosos detractores. ¿Crees que la caza en España está más amenazada que nunca?

-Pues sí. Si una manifestación a la que asistieron más de 400.000 personas no ha servido para que el Gobierno se plantee cambiar el borrador de la Ley de Bienestar Animal recientemente aprobado, ¿cómo no va a estar en peligro la caza? Eso nos hace pensar que el Gobierno nos ha abandonado y que ha tenido otras preferencias frente al deseo de todas esas personas que salieron a la calle. Al Gobierno le importan muy poco los puestos de trabajo y la biodiversidad que se pierdan, lo que pase en las áreas rurales… Creo que la parte del PSOE del Gobierno ha cedido mucho a la presión que ejerce Unidas Podemos, porque el socialismo siempre había sido una potencia en zonas rurales de comunidades autónomas como Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha que se preocupaba por actividades como la caza. En todo caso, la caza no entiende de ideas políticas y estoy segura de que muchos de los votantes del PSOE la defienden y la practican.

Pilar Montero perro

-Una de tus intervenciones más recordadas fue, precisamente, en respuesta a las declaraciones de un miembro de Unidas Podemos que calificó a las mujeres cazadoras como «un elemento folclórico».

-Es que eso me sorprendió muchísimo, sobre todo porque esa formación siempre trata de abanderar la causa feminista. El problema es que sólo defienden a las mujeres de un determinado lobby y no a todas las mujeres. Como mujer, yo tengo que ser libre para elegir hacer lo que a mí me dé la gana. Yo elegí practicar la caza porque quiero y pese a ser una actividad con muchos detractores, pero en ningún caso por ser un elemento folclórico o porque me estén utilizando.

-¿Por qué crees que cada vez hay más mujeres cazadoras?

-Hay un estudio, creo que es de la Universidad de Estocolmo, que indica que las mujeres de la Prehistoria ya eran cazadoras y no se dedicaban únicamente a la recolección. Creo que es algo que las mujeres llevamos impreso en nuestra genética pero que, con el paso del tiempo, quedó oculto porque la sociedad hizo que una mujer cazando no fuera lo usual. Ahora que el papel social del hombre y de la mujer se ha equiparado, vuelve a aflorar. También han sido muy importantes las redes sociales, que hacen que muchas chicas vean que hay muchas mujeres cazadoras y que las tomen como referentes.

«Como mujer, yo tengo que ser libre para elegir hacer lo que a mí me de la gana. Yo elegí practicar la caza porque quiero y pese a ser una actividad con muchos detractores, pero en ningún caso por ser un elemento folclórico o porque me estén utilizando»

-También eres aficionada a la moda y, de hecho, colaboras con varias marcas a través de tus perfiles en redes sociales.

-En Instagram, por ejemplo, cuelgo fotos con ropa de todo tipo. Hay algunas publicaciones que son patrocinadas y otras en las que llevo ropa que no lo es, que es accesible para cualquier bolsillo y que puedo combinar con otras prendas para que parezca de caza y para abrir así nuevas posibilidades a la gente. Me gusta la moda y me gusta ir arreglada.

Pilar Montero campo

-¿Te han criticado por ir demasiado «arreglada» cuando practicas la caza?

-Bueno, tiene que haber de todo y siempre hay opiniones de todo tipo pero, sinceramente, como soy libre e independiente, puedo ejercer libremente este deporte o este noble arte sin que me importe lo que piensen los demás. Al final, la que decido cómo voy vestida y cómo quiero sacarme las fotos soy yo.

-Además de las colaboraciones puntuales, has sido incluso modelo de algunas campañas de firmas de moda no necesariamente vinculadas a la ropa de caza. ¿Qué tal la experiencia?

-Muy bien. Cada vez que yo hago una colaboración o acepto cualquier tipo de propuesta, creo que debe estar relacionada con algo que a mí me represente o que yo sienta como mío. Por ejemplo, fui modelo de una firma de peletería porque a mí las pieles me han encantado desde siempre, desde que era muy pequeña. En función de lo que mi economía me ha permitido, así las he tenido. Cuando me lo propusieron, lo acepté porque ya sabía que me iba a encantar todo lo que me iba a poner. Es algo que me fascina y que va mucho con mi personalidad y con mi forma de ser, así que yo no me iba a ver disfrazada con un abrigo de piel.

Pilar Montero modelo

-Algún ataque de los animalistas te llevarías también por las fotos de esa campaña.

-Claro, pero si es que al final estamos en lo mismo de siempre. Vestirse con pieles es algo que la gente ya hacía en la Prehistoria. Mientras los animales sean sacrificados cumpliendo las normas de bienestar animal y mientras las pieles sean tratadas con la mayor protección al medio ambiente, basándose en las normas y los estándares que se establecen, no veo dónde está el problema. Nos preocupamos por eso y luego no nos preocupamos del mendigo que tenemos a la puerta de nuestra casa o vemos que nuestro vecino está pasando dificultades y lo ignoramos. Creo que, a veces, se juega un poco con la demagogia barata.

«Hay gente del mundo de la caza que no entiende cómo funcionan el marketing y las campañas de publicidad y no se le puede sacar de ahí»

-Por tus fotos y quizás por tu imagen te han atacado incluso desde el propio mundo de la caza.

-Bueno, es que hay gente del mundo de la caza que no entiende cómo funcionan el marketing y las campañas de publicidad y no se le puede sacar de ahí.

-Y a quienes se oponen a la caza, ¿qué crees que es lo que más les molesta de perfiles en redes sociales como el tuyo?

-A mí me han llegado mensajes en los que los propios animalistas me decían que uno de los mayores peligros para su causa son los perfiles como el mío. Ellos tienen una imagen muy estereotipada de la gente que practica la caza y la imaginan como gente muy ruda y muy bruta o como gente de la alta sociedad. Cuando aparece una chica normal como yo, con un trabajo normal y con una vida normal, se les rompen los esquemas. Y conmigo aún más porque, como soy enfermera, tengo un trabajo que se basa en ayudar a los demás.

Test rápido a Pilar Montero

-Una ciudad.

-París.

-Una comida.

-Tortilla de patatas.

-Un libro.

Nunca, que es el último que me he leído de Ken Follet.

-Un grupo de música o músico.

-Beret.

-Una canción.

El día menos pensado, de Beret.

-Un personaje histórico.

-El Cid Campeador.

-Una afición curiosa que tengas.

-Montar a caballo.

-Una fobia.

-Las serpientes. Cuando me encuentro con una me pongo muy nerviosa.

4 Respuestas a “La cazadora Pilar Montero: «Los animalistas creen que sólo practican la caza personas rudas o de la alta sociedad»”

  1. Soy de Argentina San Juan me fasina la caza tuve criadero de Dogos Argentino perro de caza. Acá está prohibida la caza y me entusiasma su forma de ser una persona trabajadora normal y poder realizar su gusto por la caza ya sea con armas o perros. Felicitaciones Pilar

  2. No hija. Los animalistas creemos que la caza la practican y disfrutan psicópatas como tú, que nunca deberían haber nacido. Que sobrais y que deberíais desaparecer porque no aportáis nada de valor ni a los ecosistemas, ni al mundo.
    Un monstruo como tú no está cualificado para decir lo que un animalista cree o no cree.

  3. Si quieres pegar tiros, vete a la frontera de Gaza o a Ucrania.
    Ah no, que para eso hay que ser valiente. Y lo que tú haces , es de cobardes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *